Los conductores se interesan cada vez más por la tecnología y el equipamiento de seguridad. El torque y la potencia son los aspectos más importantes que se tienen en cuenta antes de comprar una pick-up.

Si bien el uso de una pick-up es común para quienes pasan sus días en trabajos de minería o construcción, este se ha extendido a la ciudad. En este post te daremos algunas sugerencias para que sepas qué pick-up se adecúa más a tus necesidades.

¿Cómo elegir una Pick-up?

1. Determina el uso que le darás

Con este aspecto claro, podrás determinar si necesita cabina simple o doble, tracción 4×2 o 4×4, gasolina o diésel, transmisión manual o automática y el nivel de equipamiento interior (básico, intermedio o full).

2. Seguridad

Es aconsejable que el radiador esté separado de la parrilla para aumentar la protección ante cualquier eventualidad, según Volkswagen. Además, los ángulos de entrada, salida y ventral del vehículo son claves para caminos extremos.

3. Comodidad

Se han extendido las versiones de lujo que cuentan con asientos de cuero, radio multimedia, pantalla TFT, entre otros atributos. Para una conducción más cómoda, el “Hill Descent Control” (HDC) y “Hill Start Assist” (HSA) previenen el deslizamiento del vehículo mientras se sube o baja en un camino empinado. La suspensión multilink con eje rígido permite mayor confort, puesto que se traduce en menor cansancio durante trayectos largos, sin sacrificar capacidad de carga ni de off road.