La T-Cross es la primera de las cinco SUV’s nuevas que tiene planeado lanzar Volkswagen hasta el 2020. Este modelo fue desarrollado bajo cuatro pilares: “Be Practical”, “Be Intuitive”, “Be Cool” y “Be Safe”

Diseño

Volkswagen ha sido una de las últimas marcas en unirse a la tendencia de las Mini SUV, pero tenemos que decir que lo hace con una apuesta más atrevida, si lo comparamos con las demás camionetas que tiene la marca.

Su exterior nos presenta formas cuadradas que se combinan muy bien con sus pasos de ruedas bien pronunciados y su frontal ancho, donde se destaca su parrilla y sus faros full-LED.

También nos agrada la sensación de deportividad que le dan sus líneas laterales mientras que sus trazos verticales le proporcionan mucha rudeza. Combinación poco vista en este segmento, donde dominan figuras más fluidas.

Equipamiento

Tanto de serie como de forma opcional, la Volkswagen ofrecerá un equipamiento acorde -diríamos hasta ligeramente superior en algunos aspectos a su competencia- a nuestro mercado… ¡Si llegas último a la fiesta, mínimo ingresa con glamour!

Sabemos que todas las versiones vendrán de serie con Control de Estabilidad (ESC) y seis airbags. Sus variantes más equipadas contarán con asistente de mantenimiento y cambio de carril, protección proactiva de ocupantes, detección de punto ciego, alerta de tráfico cruzado, control crucero, park assist 3.0 y más.

De serie, la VW T-Cross viene con radio y una pantalla multifunción de ocho pulgadas. En variantes más top vienen con sistema de sonido en Beats, digital cockpit y llantas de aleación hasta de 17 pulgadas.

Estamos seguros que la VW T-Cross dará mucho de qué hablar. Como dato final este modelo compite con la Ford Ecosport, Citroen C3 Aircross, Nissan Juke, Renault Captur, Mazda CX-3, Suzuki S-Cross y Mitsubishi ASX.