Llega el verano y cómo no pensar en un viaje para disfrutar con la familia y amigos, pero no olvidemos que nuestro auto puede deteriorarse. Siempre pensando en ti, te indicamos los siguientes consejos:

1.- Protege la carrocería e interior del vehículo

  • No estaciones cerca del mar porque el viento lleva la salinidad a tu auto y puede corroer sus partes metálicas; si no tienes otra opción, lava tu vehículo lo antes posible para quitar la sal adherida.
  • Los rayos solares son muchos más fuertes en el Perú y exponer el vehículo al sol sin protegerlo va quemando la pintura haciéndole perder su brillo y textura. Usa un cobertor para protegerlo de la luz solar o estaciónalo siempre bajo la sombra. También es importante aplicar una cera a la pintura luego de lavarlo, para repeler los rayos solares y cualquier cosa que se pegue a la superficie.
  • En caso de que tu auto tenga contacto con la arena, lávalo lo más pronto posible echándole agua primero; de lo contrario, la arena pegada al pasar la esponja rasparía la pintura. Procura limpiar tu carro profundamente cada 15 días.
  • Protege el tablero con un tapa sol o algún tipo de tela que haga sombra sobre el mismo, además, aplica productos que mantengan su buen estado. De igual manera necesitas proteger el timón, puertas y el tablero posterior. También puedes poner forros a los asientos para evitar que se manchen y se deterioren.

2.- Conserva el buen estado de las llantas

Cuida de que la presión de aire en las llantas sea la recomendada, ya que si falta o sobra presión, la llanta se desgasta con mayor rapidez. Evita en lo posible caer en huecos o estacionar donde las llantas estén sobre una superficie irregular, ya que en ambos casos se pueden deformar las mismas.

3.- Haz revisar el motor y el aire acondicionado

  • Lleva el auto al mecánico para hacer un chequeo general de las partes eléctricas y mecánicas, así como también de los fluidos que son la vida del motor.
  • No pierdas de vista el indicador de temperatura y jamás permitas que suba más del límite establecido en el manual del vehículo.
  • Antes de encender el aire acondicionado, desplaza el auto un tramo prudencial con las lunas abajo para que el exceso de calor salga y luego puedas poner el aire, de esta manera, el motor del aire no se esfuerza demasiado.

Esperamos que estos consejos te sean útiles y disfrutes este verano de un buen paseo estando seguro de mantener tu auto en buenas condiciones.