fbpx

Estos últimos años, las camionetas todoterrenos se han apoderado de la atención de los conductores y de los fabricantes de autos que han desarrollado modelos con los cuales competir. Este fenómeno también ha incrementado el número de conductores con poca experiencia a bordo de estos vehículos y algunos aún cometen estos ‘errores’.

Cuidado con el lubricante

Uno de estos errores que solemos cometer es agregarle aditivos al aceite “para mejorar la lubricación y limpieza interna del motor”. Sin embargo, esta práctica viene quedando relegada pues actualmente algunas marcas que elaboran aceites ya las comercializan con una serie de aditivos que protegan el propulsor de nuestra camioneta todoterreno.

De hecho, el echarle aditivos al aceite por nuestra cuenta, sin la supervisión y orientación de un especialista, rompe el equilibrio químico entre los componentes del lubricante y su efectividad se vería seriamente afectada. Incluso, existen personas que realizan su cambio tal y como lo dice el fabricante del aceite, y obvian las especificaciones de la marca que construyó la camioneta todoterreno.

No pises el acelerador

Hay hábitos que llevamos años practicando y resultan difíciles dejarlos de lado. Este es el caso del “precalentamiento del motor”, en el pasado los conductores recurrían a este método para evitar un desgaste prematuro de las piezas móviles del motor durante sus primeros minutos de encendido, pues no contaban con la tecnología para contrarrestar este inconveniente.

Sin embargo, las camionetas todoterreno de ahora no necesitan “precalentar su motor”. Lo ideal, según los fabricantes, es evitar pisar el acelerador a fondo durante lo primeros 15 minutos de funcionamiento, aproximadamente. Luego de ese lapso de tiempo se puede conducir de manera normal.

¼ de tanque como mínimo

Hay quienes suelen conducir su camioneta todoterreno con el tanque casi vacío. Esto aumenta la posibilidad que el sistema bombee suciedad, aire o humedad hacia el filtro y luego al interior del motor, reduciendo la vida útil de ambos elementos pero también de la bomba de gasolina por sobrecalentamiento. Por eso los especialistas recomiendan conducir con ¼ de tanque como mínimo.

Maneja tranquilo

Estar a bordo de una camioneta todoterreno nos llena de confianza y muchos lo suelen materializar realizando paradas fuertes o arranques agresivos. Este tipo de acciones no ayudan en nada a conservar en buen estado elementos como los frenos, la suspensión y por supuesto el motor. Lo mejor es conducir de manera sosegada y evitar contagiarse del ímpetu reinante en las calles durante las horas puntas.

 

Extraído de Motorbit.