fbpx

La industria automotriz tiene un mundo tras de sí y para nadie es secreto que es uno de los sectores que más empleos genera dada su diversificación, pero, ¿te has puesto a pensar qué tipos de empleos genera? Las actividades son varias y a continuación te nombraremos algunas que no te imaginabas que existían.

El primer conductor

Antes de que te pongas al volante de tu auto nuevo hay un equipo de especialistas que se encargan de poner a prueba los vehículos apenas salen de la línea de producción para verificar no solo que el desempeño sea el adecuado, sino también revisar, literalmente, que nada les suene, vibre o tengan algo mal ensamblado.

Por ejemplo, algunos especialistas recorren alrededor de dos millones de kilómetros cada año probando los vehículos y lo hacen recorriendo hasta seis diferentes tipos de superficies y a diversas velocidades. Además, de tocar el claxon, corroborar que las luces estén bien ajustadas y, obviamente funcionen a la perfección, sin dejar de mencionar el especial énfasis que ponen en el desempeño de los frenos.

Escultor de arcilla

Si eres un apasionado del mundo de los autos sabrás que dibujar el boceto de un nuevo modelo es apenas el comienzo de un largo recorrido que termina con un nuevo auto en el piso de venta.

Después del dibujo, el equipo de diseño recrea el nuevo vehículo en arcilla que invariablemente tiene el doble de peso de la versión normal, esa que manejas.

Para crear esta escultura se llegan a necesitar hasta 2.5 toneladas de barro y a veces hasta 10,000 horas de trabajo para obtener como resultado los llamados “Clay Models” que permitirá apreciar las líneas del nuevo coche antes de congelar su diseño.

Si tienes Netflix hay un par de contenidos donde puedes apreciar a la perfección cómo se crean estas esculturas. En la serie “Abstract: The Art of Design” hay todo un capítulo dedicado a Ralph Gilles, quien se encarga de diseñar los nuevos modelos de Fiat Chrysler Automobiles, y ahí podrás apreciar cómo se trabaja en la arcilla.

El costurero

Esos tejidos tan elegantes y bien hechos que ves en los asientos fueron hechos por personas que dedican horas enteras a combinar colores y materiales para la tapicería de los interiores.

Hay modistas que llegan a necesitar hasta 30 metros de costura para tapizar totalmente un auto y en ocasiones puede tardar dos años en cumplir su tarea.

Hay marcas, sobre todo las Premium que cosen sus vestiduras artesanalmente, es decir, a mano para entregar un trabajo sumamente distintivo.

Probador de asientos

Ese asiento de tu auto que te hace sentir como en casa es resultado de un arduo trabajo previo y no es cosa fácil. Existe un equipo encargado de esta parte que comprueba el correcto abatimiento de los asientos hasta 20,000 veces.

Eso sí, deben encontrar la espuma, el tejido, la estructura o el cosido ideal que se adapte a diferentes tipos de complexión de los conductores, además de diseñar las cabeceras de los asientos para que, en caso de un choque, aminorar al máximo posibles lesiones.

Sommeliers del automóvil

Sí, leíste bien: Sommeliers y tienen por objetivo lograr que tu coche “huela a nuevo”, ese que tanto nos gusta cuando nos subimos a un auto en la agencia.

En algunas empresas existe un equipo de químicos que lleva a cabo más de 400 pruebas de olfato anualmente exponiendo el vehículo a temperaturas de hasta 60º centígrados.

Obviamente estos trabajadores deben tener un sentido del olfato sumamente agudo y cumplir también con exigencias especiales: tienen prohibido fumar y llevar perfume, esto con el fin de que los resultados de las pruebas no estén alterados.

Increíble, ¿no? ¿Conoces otro trabajo extraño relacionado con el mundo automotriz?

Extraído de Motorbit