fbpx

El aceite es esencial para el buen funcionamiento del motor.

Realiza tres funciones clave en el proceso de combustión:

  1. Reduce el rozamiento entre las piezas móviles.
  2. Previene la corrosión.
  3. Lleva a cabo la refrigeración.

Es decir, el lubricante recorre los conductos del motor y mantiene sus piezas a la temperatura adecuada para garantizar un funcionamiento óptimo.

Por tanto, el mantenimiento del aceite del motor es una tarea básica para alargar la vida útil del vehículo. Debes comprobar el nivel de aceite cada 3.000 kilómetros.

Para ello tendrás que introducir la varilla de medición con el motor en frío y observar si el nivel supera el mínimo necesario. Revisar el lubricante con frecuencia es la mejor manera de prever cuándo cambiar el aceite o rellenar el filtro.

Si vas a añadir lubricante al filtro, es crucial que utilices el mismo. Mezclar dos tipos de aceites diferentes podría alterar las propiedades del lubricante y disminuir su efectividad.
Realizar el cambio de aceite de forma regular es vital para mantener el funcionamiento del motor en óptimas condiciones.

Al cambiar el aceite también deberás sustituir el filtro, para evitar que las partículas allí retenidas ensucien el lubricante nuevo.

No alargues los plazos de cambio de aceite y filtro establecidos por el fabricante, ya que podrías perjudicar gravemente a tu motor.

Qué aceite elegir para tu motor:

A la hora de elegir el aceite para tu coche lo primero que debes hacer es revisar las recomendaciones del fabricante. En el manual de tu vehículo encontrarás los valores SAE y API que rigen el tipo de lubricante para tu motor.

La norma SAE señala la viscosidad del lubricante en dos cifras. La primera hace referencia la viscosidad en frío -por ejemplo en el momento de arranque-, mientras que la segunda indica cuál es el comportamiento del lubricante a medida que asciende la temperatura del motor.

El índice API señala la calidad del aceite. Dado que el lubricante es esencial para el buen funcionamiento del motor, no conviene escatimar en su calidad. De hecho, un aceite que no sea lo suficientemente bueno podría dañar al motor. Los expertos recomiendan utilizar lubricantes con índices API SM o SN.

Además, los aceites de motor se clasifican en sintéticos, semi sintéticos o minerales. En la amplia mayoría de los vehículos de fabricación reciente lo ideal es utilizar aceites sintéticos, ya que tienen una mayor vida útil y sus propiedades son más estables en el tiempo. Podrás verificar cuál te corresponde en el manual de tu vehículo.

Cuándo hacer el cambio de aceite:

La necesidad de mantenimiento del aceite del motor está estrechamente vinculada a tus hábitos al volante. Si realizas desplazamientos largos por carretera, el aceite se desgasta menos que si haces muchos trayectos cortos al día. El lubricante también se deteriora cuando no utilizas el vehículo y este pasa mucho tiempo parado, por eso es recomendable que revises su estado con periodicidad.

De todos modos, hay dos variables principales que determinan cuándo cambiar el aceite: el kilometraje y el tiempo de uso.

Checking car engine oil

Por lo general, los aceites sintéticos duran unos 15.000 kilómetros, mientras que los semi sintéticos funcionan correctamente hasta los 10.000 kilómetros y los minerales hasta los 5.000 kilómetros. No obstante, es preciso que compruebes las recomendaciones del fabricante para saber con precisión cuál es el uso máximo que tolera tu tipo de aceite.

En caso que no hayas recorrido la distancia máxima que establece el fabricante, es fundamental que realices el cambio de aceite una vez por año. Puedes consultar los planes y servicios que te ofrece Interamericana para ahorrar al máximo en el cambio de Aceite de tu carro.

 

Extraído de euromaster