fbpx

La norma entre en vigencia desde febrero y busca formalizar la venta de autos entre personas naturales.

El Poder Ejecutivo promulgó una ley (Ley 30536) que facilitará que las concesionarias de autos acepten como parte de pago la entrega de un vehículo usado para la compra de uno nuevo.

De esta forma la norma también establece que el pago del IGV en la venta del auto usado, que será parte de pago para el nuevo vehículo, ya no se pagará en función al valor final, sino que se le restará el valor de compra pero solo para los casos en los que automóviles hayan sido adquiridos por personas naturales que no realizan actividad empresarial ni son habituales en la realización de este tipo de operaciones.

La norma busca formalizar la venta autos, sobre todo entre personas naturales, pues normalmente se hacen directamente y sin pagar impuestos. Asimismo, se debe tener en cuenta que la norma rige desde el 1 de febrero.

El problema era que, aunque en un primer momento la transferencia entre antiguo dueño y concesionaria no estaba gravada por un IGV, cuando la empresa vendía el vehículo a un tercero esa transferencia si se encontraba gravada por dicho impuesto. Lo que influía en el precio final.

 La norma tiene la finalidad de renovar el parque automotor y proteger el medio ambiente, así como combatir el lavado de activos en las transacciones de venta de autos usados.

Edwin Derteano, presidente de la Asociación Automotriz del Perú, saludó esta nueva disposición legal que hará más frecuente que los concesionarios acepten este tipo de modalidad de venta de autos.

La ley lleva las firmas del ministro de Economía, Alfredo Thorne y el presidente de la República, Pedro Pablo Kuczynski.