fbpx

Obtener un crédito vehicular era sumamente difícil y los impuestos por importación de automóviles eran muy altos.

Ahora, muchas marcas ven atractivo nuestro mercado y existe una oferta para toda necesidad, desde vehículos de gama baja hasta la gama más alta.

Por este motivo, varias instituciones han generado programas especiales para adquirir un auto nuevo y dejar un poco de lado lo clásico del crédito vehicular.

Opciones para financiar un auto nuevo

Crédito Vehicular Bancario/Cajas de ahorro:

Crédito vehicular

Antes, el crédito vehicular era solo para automóviles nuevos, pero ahora también se ofrece para  vehículos usados.

Solo toma minutos saber si estas aprobado o no. Algunas entidades pueden prestarte hasta el 100% del valor del vehículo y puedes pagarlo hasta en 6 años.

Consejo: ten 3 opciones de diferentes bancos o cajas, para comparar la mejor tasa y que así no afecte nuestro presupuesto mensual.

Compra inteligente:

Opciones financiar auto nuevo

Algunos préstamos vienen con seguro vehicular.

Es un programa novedoso que tiene poco tiempo en nuestro mercado y ha sido básicamente implementado por bancos.

Este programa te permite renovar tu vehículo cada dos o tres años de forma muy fácil. Puedes devolver el vehículo a la entidad bancaria o usarlo como parte de pago para tener uno nuevo.

Este formato te permite tener cuotas mensuales de hasta 40% más bajas comparadas a un crédito vehicular.

Consejo: en nuestro mercado tenemos muchas entidades bancarias que tienen este programa, se recomienda siempre comparar y ver qué beneficios adicionales nos pueden dar.

Los fondos colectivos:

Fondos colectivos

Funciona como una “junta”, pero con la diferencia de que se obtiene un auto nuevo y no dinero.

Se escoge la marca y el modelo del vehículo y luego comprar el “certificado”, el monto total a pagar por el vehículo.

Lee sobre algunos consejos para encontrar tu auto ideal AQUÍ.

Este monto se divide en el número de meses indicados y nos da el monto aproximado de la cuota mensual.

Se cobra una cuota de administración anual y luego se realiza una asamblea con los participantes y un notario para entregar el auto al ganador.

Si no quieres esperar tanto y tiene el dinero, se puede adelantar cuotas para participar de la modalidad de remate y gana el que tiene la mejor oferta.

Préstamos personales:

Préstamos personales

Consiste en solicitar al banco una cantidad determinada para realizar la compra del vehículo, ya sea nuevo o usado.

Pero como no se tiene un vehículo para respaldar el préstamo, se genera una tasa de intereses más alta.

Consejo: Esta opción es ideal si tienes el 80 o 90% del dinero y se utilizará para completar el pago total. Al contrario, si contamos con tan solo el 20% sería mejor optar por otra opción que no genere tantos intereses.

 

Ahora que conoces algunas de las opciones para financiar tu auto nuevo, ¿por cuál opciones te decides?

 

Extraído de todoautos.com