fbpx

Extraído de Diario El Comercio, página 04

Evita que la falta de uso prolongado dañe la carrocería y las partes internas de tu vehículo con las pautas que te damos a continuación.

El tener un vehículo parado por meses o usarlo con muy poca frecuencia puede jugarle en contra y causarle daños. Julio Huamán, docente del Centro de Capacitación de la Asociación Automotriz del Perú (AAP) señala que entre los factores que afectan al autómovil están la humedad del ambiente, que produce la oxidación del metal; y el sol, que deteriora las partes plásticas de la carrocería y el tablero. Esto sumado a la falta de mantenimiento puede poner fuera de uso el carro para siempre. Por ello, debes:

  • COLOCAR UN FORRO SI SE ENCUENTRA EN EL EXTERIOR. Esto lo protegerá de la lluvia y el sol. Además, evitará que se dañe la pintura del carro.
  • LIMPIARLO CON FRECUENCIA. El polvo acumulado absorve la humedad, por ello debes limpiarlo por fuera al menos una vez a la semana. Si quieres consentirlo más dale una capa de cera (según la específicación de tu manual).
  • MANTEN LAS VENTANAS CERRADAS. Así evitarás que se generen hongos en el interior.
  • ENCIÉNDELO CUATRO VECES A LA SEMANA. Hazlo por un tiempo aproximado de cinco minutos. Así evitarás que a futuro tenga problemas para arrancar y que la batería se malogre.
  • AUMENTA LA PRESIÓN DE LAS LLANTAS. “Si no se usa el vehículo con regularidad y las llantas no están rodando por varios meses, es posible que se deformen”, refiere Huamán. Por eso es aconsejable inflarlas más de lo habitual para que soporte mejor el peso.
  • CAMBIA EL ACEITE. Este producto pierde sus propiedades si no usas el carro por un periodo largo.
  • DALE MANTENIMIENTO PERIÓDICAMENTE. El tiempo recomendado va de seis meses a un año.
  • LLENA EL TANQUE. Esto evitará que se dañe el depósito.

 

OPINIÓN

“Haz funcionar el aire acondicionado para evitar los hongos y ácaros”